Leche nevada




Hola a todos! 
¿Cómo van esas preparaciones para las fiestas patrias chilenas? Yo por mi parte feliz porque en mi país y sobre todo mi región (Coquimbo) se celebra muchísimo y es imposible no contagiarse del espíritu dieciochero (le llamamos así porque el 18 de septiembre es nuestro día nacional). 
Hoy he querido traer la receta de este postre que es, sin duda, el sabor de la infancia de muchos de nosotros. Es el postre favorito de mi esposo y hace unos días lo comimos en casa de su abuelita, así que me animé a prepararlo  y aquí les enseño cómo hacerlo.
Si bien no es un postre solamente chileno,  sí es típico de nuestra gastronomía, por lo que es ideal para preparar durante estos días de celebración. 

La elaboración es bastante sencilla, aunque van a requerir de un poco más de tiempo que el general de las preparaciones que enseño. Cabe decir que pueden cambiar la leche de vaca por alguna bebida vegetal (idealmente de coco, que tolera mejor las altas temperaturas) o bien leche de cabra y también usar algún edulcorante para endulzar, en lugar del azúcar. Yo quise cocinar este postre de la manera más tradicional posible, ya que quería recordar ese sabor especial que tenía el que preparaba mi abuelita también. 

Ingredientes (para 4-6 porciones):

-3 huevos
-1 cucharada de azúcar glas
-3 tazas de leche (yo usé semidescremada sin lactosa)
-5 cucharadas de azúcar rubia
-1 cucharada de esencia de vainilla
-2 cucharaditas de maicena (harina de fécula de maíz) 
-canela para espolvorear

Preparación:

Primero, separar las claras de las yemas y en un bowl, batir las claras a nieve, con ayuda de la batidora eléctrica y añadir la cucharada de azúcar glas. Reservar.


Batir, aparte, las yemas y reservar.

En una olla o cacerola, hacer hervir la leche junto con el azúcar rubia y la esencia de vainilla y mantener en fuego bajo, cuidando que no se suba, mientras, con ayuda de dos cucharas, armar copos con el merengue y cocerlos en la leche cuidadosamente, retirarlos y reservar. Repetir este proceso hasta terminar con todo el merengue.



Luego, verter las yemas batidas en la leche y también la maicena disuelta en un poco de agua fría. 
Revolver hasta espesar. Retirar del fuego y servir primero la leche en pocillos individuales y posteriormente, añadir los copos.


Dejar enfriar en el refrigerador y espolvorear canela al servir.



Listo!





¿Se animan a prepararlo?


No te pierdas de ninguna receta y síguenos en las redes sociales.

Si te ha gustado, comparte esta receta.

Nos vemos pronto con otra recomendación.  ¡Besitos!

By Cleme 

Comentarios

  1. Veramente semplice da fare e golosa e profumata con la cannella sopra!!! smack e buona domenica :-*

    ResponderEliminar
  2. metería la cucharilla y lo dejaría bien rebañadito!! Qué rico. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es la mejor parte! Besos Elisa, gracias por pasar!

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Cleme!! Vaya postre rico y fácil que has hecho en un momento. Con ingredientes básicos, que todos tenemos en casa, que eso siempre ayuda a meternos en la cocina. Me encanta el toque final de canela, bien fresquito esto tiene que estar buenísimo. Besitos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares