Chai Latte



Hola! cómo están? Hoy traigo una receta que prometí hace bastante tiempo, no sé si lo recuerdan, pero se trata del chai latte, que es básicamente una bebida caliente, a base de té chai, con leche de vaca o también vegetal.


Aprendí a hacerlo, porque probé la versión de Starbucks y luego en un café en el centro y pensé que era un sabor demasiado exquisito como para no intentar hacerlo en casa, así que me puse a buscar por internet, hasta que conseguí lo que les detallaré paso a paso a continuación.

Los ingredientes que necesitaremos son:

-50 ml. o 1/4 de taza de té chai preparado (en bolsitas o de hoja) *
-200 ml. o 1 taza de leche (yo usé descremada)
-miel o endulzante a gusto

*Si no tienes té chai preparado, puedes elaborar una versión exprés, remojando el té negro en una taza, y en la leche, añadir las especias: esencia de vainilla, canela, clavo de olor, jengibre rallado o en polvo, cardamomo y el endulzante. Luego, se mezcla todo y listo! 

Quizas te puedes interesar la receta de Té chai.

Para esta ocasión solamente hice una porción, por lo tanto las cantidades las calculé para una taza solamente.

Primeramente debemos poner a calentar la leche a fuego lento. Mientras esto sucede, hervimos agua y ponemos a remojar el té, en bolsita o de hoja (si quieres aprender a preparar tu propio té chai de hoja, puedes ver la receta que dejé hace un tiempo atrás, pinchando aquí), en la taza que ocuparemos, o bien en la tetera para remojar té. 
Como yo usé té de hoja, una vez listo, lo vertí en la taza, aprox. 1/3 de ésta (el resto se completa con leche) y lo endulcé con miel. Si no tienes miel, puedes usar azúcar o el endulzante que prefieras.



No debemos olvidar la leche que está calentándose y antes de que comience a hervir, la retiramos del fuejo y con la ayuda de una batidora manual, batiremos hasta lograr espuma suficiente. Si tienes espumador de leche, ideal, sino esta alternativa casera queda igual de bien. 

Otra opción es añadir la leche y el té en una batidora de inmersión (minipymer) o una licuadora, y mezclar por unos segundos. 

Una vez hecho esto, añadirla a la taza donde está el té, cuidando de que la espuma quede arriba.  Decorar con canela molida o cacao en polvo y servir.




¡Es muy sencillo de hacer y el resultado, delicioso! Y es un excelente aliado para abrigarnos en los días de invierno. 
Además, puedes intentar con distintas opciones, por ejemplo con té verde chai, o té rooibos. 




También queda delicioso con bebidas vegetales; la de almendras, hecha en casa, es mi favorita y creo que es una combinación fascinante, igual que la de soya queda bastante bien. 

¿Lo has probado? ¿Te animas a prepararlo? 

Nos encontramos pronto con una nueva recomendación!

Cleme


Recuerda que también estamos en las redes sociales donde nos puedes seguir.

Comentarios

¿Quieres contactarnos?

Escríbenos a nuestro e-mail:
recomiendobypolaandcleme@gmail.com

Entradas populares