Sopaipillas pasadas




¡Hola! ¿Cómo están?  ¡Espero que muy bien!


Ya se habrán dado cuenta que somos un poco fan de las comidas dulces, y la receta de hoy no es la excepción. Desconozco si en otros países comen este plato, pero en Chile es parte de la comida típica de invierno, en la hora de once (como ya les he contado antes, así le decimos a la merienda de la tarde). Y seguro que si sobran, también las comemos al desayuno del día siguiente y así. 
Cuando llueve, inmediatamente pensamos en sopaipillas pasadas, el tiempo nos tiene condicionados y es que no hay nada mejor que comerse un plato caliente de estas delicias, cuando afuera hace frío. Es que esa mezcla de sabores, entre dulce y espaciado es una maravilla. 

La preparación es sencilla, pero sí requiere de harta dedicación. Si en tu país no venden chancaca, puedes hacerla con panela. Te recomiendo prepararlas en la mañana para que las sopaipillas se pasen bien durante la tarde y puedas servirlas como corresponde, porque por algo se llaman así sopapipillas pasadas, en chanchaca.

Esta receta es una de las tantas maneras de prepararlas, hay otras formas, pero esta es la que prepara mi madre y es la que más me gusta. 

A continuación, la receta:

Ingredientes para las sopaipillas (25 unidades aprox)

-1 taza de puré de zapallo (cocido previamente)
-2 tazas de harina blanca
-2 cucharadas de aceite de oliva
-1 cucharadita de sal 
-Agua tibia si es necesario
-Aceite para freír

Ingredientes para la chancaca:
-400 grs. de chancaca (1 pan)
-1 litro de agua caliente
-1 palito de canela 
-cáscara de 1 naranja


En un bowl, mezclar todos los ingredientes, con la mano, hasta obtener una masa lisa y moldeable con las manos. 




Estirar la masa en la mesa, con ayuda de un uslero, hasta obtener un grosor de aproximadamente 3 mm. 




Con un molde, o vaso, hacer círculos (yo usé la tapa de mi coctelera). y reservar. 





Freir en abundante aceite caliente, solo una pasada breve por lado y reservar en un bowl con papel absorbente. 



Mientras fríes las sopaipillas, en una olla o cacerola grande, añade la chancaca, con el agua, la canela y la cáscara de naranja. 






Cocina a fuego lento, hasta que se disuelva por completo la chancaca. Cuando esto ocurra y tengas fritas todas las sopapillas, añádelas a la chancaca y cocina por aproximadamente 15 minutos más, a fuego lento. Ve revolviéndolas, procurando que las sopaipillas que están en la superficie, bajen y así sucesivamente. 




Apaga el fuego y deja reposar. Las sopaipillas terminarán de absorber toda la chancaca posible y cambiarán de aspecto, ya no se verán de color anaranjado por el zapallo, sino que se pondrán de color café. 




Servir caliente, en un plato hondo. ¡A disfrutar!

Nota: Puedes reservar algunas sopaipillas sin pasar, y comerlas con alguna salsa como pebre, aquí te dejamos algunas opciones:


Esta alternativa es ideal cuando en casa tenemos a algunos mas inclinados por los sabores salados, así nadie pelea. 

Receta de pebre

Receta de pebre de mango 

¿Qué te pareció? ¿Te animas a preparar estas delicias?




¡Si las haces, cuéntanos!

¡Besos!

Cleme




Recuerda que puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Facebook: Recomiendo by Pola & Cleme

Instagram: recomiendo_blog





Comentarios

¿Quieres contactarnos?

Escríbenos a nuestro e-mail:
recomiendobypolaandcleme@gmail.com

Entradas populares